COLOSTOMÍA

 
Colostomía | Ileostomía | Urostomía | Que es una ostomía | Función del intestino | Qué es un ostomizado

 

 

INTRODUCCION

Una colostomía es una abertura creada quirúrgicamente en el intestino grueso (colon), a través de la pared abdominal. Esto resulta en un cambio de la función corporal normal para permitir la eliminación del contenido intestinal después de la enfermedad o lesión.

La cirugía de colostomía es realizada para diferentes enfermedades y padecimientos. Algunas colostomías se realizan debido a malignidad (cáncer). En niños, pueden ser realizadas debido a defectos de nacimiento. Las colostomías pueden ser temporeras o permanentes. Algunas colostomías parecen ser grandes, otras más pequeñas; algunas estan en el lado izquierdo del abdomen, otras en el lado derecho, y otras en medio.

Piensa en la función de tu colostomía como lo hacías de tus evacuaciones normales. Todavía tienes tu mismo intestino, solamente un poco menos del mismo. El verdadero cambio es tener una evacuación a través de una abertura hecha en el abdomen.

Puedes ser beneficiado también al tomar parte en un grupo de apoyo de ostomía. Un grupo de apoyo te permite compartir tus sentimientos y hacer preguntas mientras progresas en tu ajuste. También te permite compartir tu ajuste exitoso con otros que pueden necesitar el beneficio de tu propia experiencia.

DATOS SOBRE COLOSTOMIAS

Algunas enfermedades del colon y el recto son tratadas al crear una salida para las heces y el gas antes que lleguen al recto. Una colostomía es tal procedimiento. (La palabra colostomía viene de las palabras colon y estoma, estoma significando boca o abertura).

Cuando se presentan ciertas condiciones en el intestino bajo, puede ser necesario darle a esa porción un descanso. Esto se hace al prevenir que lleguen las heces a dicha porción. Para llevar esto a cabo, se realiza un colostomía temporera para dejar que ocurra la curación. Dependiendo del proceso de curación, esto puede tomar algunas semanas, meses, o hasta años. Eventualmente, se revierte la colostomía temporera (se quita) y se restablecen las evacuaciones normales.

Cuando la porción terminal del colon o el recto se enferma, se hace necesario la realización de una colostomía permanente. Esta porción debe ser retirada completamente o dejada a descansar temporalmente. Tal tipo de colostomía proporciona una salida para las heces que no será cerrada en el futuro.

Donde La localización de la colostomía en el abdomen depende de la parte del colon que se utiliza para realizarla. La enfermera de ostomía o el cirujano determinarán el sitio adecuado para tu estoma.

La apariencia del estoma depende de qué tipo de colostomía realiza el cirujano y de diferencias individuales en el cuerpo. Si bien el estoma podrá ser muy grande inicialmente, disminuirá de tamaño gradualmente hasta obtener su tamaño final en 68 semanas.

Cuando miras a un estoma, estás observando el revestimiento (la mucosa) del intestino. Es tibia y húmeda y secreta pequeñas cantidades de moco. A diferencia del ano, el estoma no tiene una válvula o músculo de cierre. Por esta razón, no es posible el control voluntario del pasaje de las heces.

Aunque la colostomía crea un cambio importante para el paciente, no altera la función digestiva o la química corporal.

 

Cómo funcionan las colostomías

Traz haberse creado una colostomía, los intestinos (delgado y grueso) funcionarán como el intestino normal lo hacía, excepto que:

  • El colon más alla de la colostomía (y/o el recto) está desconectado o removido.
  • El ano ya no sirve más como la salida.

Dado que los nutrientes son absorbidos en el intestino delgado, una colostomía no afecta la capacidad del cuerpo para nutrirse. Las funciones principales del colon son absorber agua, transportar las heces hacia el ano y almacenarlas en el recto hasta que sea necesario evacuar. Cuando una colostomía interrumpe el pasaje de las heces, el almacenamiento se hace menos posible. Entre más alto en el colon sea hecha la colostomía, menos tiempo tiene el intestino para absorber agua y mayor probabilidad que las heces sean más líquidas (o blandas). Por lo tanto, una colostomía en el colon transverso desechará heces más blandas y voluminosas y hará necesario el uso de una bolsa de colostomía.

Una colostomía más abajo en el colon, cerca del recto, desechará heces que han estado más tiempo en el colon y, quitando los efectos de la enfermedad, los medicamentos u otras formas de tratamiento, puede producir heces mejores formadas. Algunos colostomizados encuentran que es posible pasar estas heces en tiempos regulados con o sin la ayuda de una irrigación.

Después de la operación, los pacientes pueden sentir ganas de evacuar y hasta pueden tener escaso desecho de la región anal. Este desecho es moco, sangre, y en algunas ocasiones heces, permaneciendo desde el tiempo de la operación. Si el recto está intacto, continuará secretando moco que puede evacuarse sin daño alguno, cuando se sienta el deseo.

TIPOS DE COLOSTOMIAS

Una colostomía puede ser temporera o permanente y puede realizarse en cualquier porción del intestino grueso (colon).

Colostomía transversa

La colostomía transversa está en el abdomen superior, ya sea en el medio o hacia el lado derecho del cuerpo. Algunos padecimientos del colon como la diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinal, cáncer, obstrucción, herida, o defectos congénitos pueden llevar hacia una colostomía transversa. Este tipo de colostomía permite que las heces salgan del colon antes de que lleguen al colon descendente.

Cuando se presentan padecimientos como los descritos arriba en el colon inferior, puede ser necesario darle un descanso a la porción afectada del colon. Se puede crear una colostomía transversa por un periodo de tiempo para prevenir que pasen las heces a través de la sección del colon que está inflamada, infectada, enferma, o recién operada, y así permitir la curación. Tal colostomía generalmente es temporera. Dependiendo del proceso de cicatrización, la colostomía puede ser necesaria por algunas semanas, meses, o hasta años. Ultimadamente, dada tu buena salud, es probable que la colostomía sea cerrada y que se restore la continuidad intestinal normal.

Se realiza una colostomía transversa permanente cuando la porción inferior del colon tiene que retirarse o descansarse permanentemente. Esto tambien puede ser el caso si existen otros problemas de salud que no permiten que el paciente tenga más cirugías. Tal tipo de colostomía provée una salida permanente para las heces y no será cerrada en el futuro. Existen dos tipos de colostomías transversas: “colostomía transversa en asa” y “colostomía transversa de doble barril”.

Colostomía transversa en asa

Colostomía Transversa en asa Colostomía Transversa en asa

La colostomía en asa puede aparentar ser un estoma muy grande. Sin embargo, realmente tiene dos aberturas. Una abertura desecha la heces, mientras la otra desecha solamente moco. El colon normalmente produce pequeñas cantidades de moco para protegerse del contenido intestinal. El moco pasa junto con la heces y generalmente pasa desapercibido. A pesar de la colostomía, la porción del colon en descanso continúa a producir moco que saldrá por el estoma o por el recto o ano; esto es normal y esperado.

Colostomía transversa de doble barríl

Al crear una colostomía de doble barríl, el cirujano divide por completo el colon. Cada abertura es llevada a la superficie como un estoma separado; pueden o nó estar separados por la piel. Aquí tambien, una abertura desecha las heces mientras la otra desecha el moco (a este estoma se le refiere como “fístula mucosa”). Ocasionalmente, la fístula mucosa se cierra durante la cirugía y permanece dentro del abdomen. En tal caso, solamente un estoma sería visible en el abdomen (colostomía de barril único). El moco de la porción del intestino en descanso sale a través del recto.

 

Colostomía Transversa de Doble Barríl Colostomía Transversa de Doble Barríl

La colostomía transversa recién formada

Justo después de la cirugía, tu colostomía puede estar cubierta por gazas o puede tener una bolsa transparente encima. El tipo de bolsa utilizada después de la cirugía suele ser diferente de aquellas que utilizarás en casa. Antes de mirar tu colostomía por primera vez, recuerda que puede estar muy hinchada después de la cirugía; puede tener lesiones y suturas. Si bien un estoma normalmente es húmedo y de color rosa a rojo, puede tener un color más oscuro inicialmente. Tu estoma cambiará considerablemente a medida que cicatriza. Se volverá más pequeño, y cualquier cambio de color resolverá, dejando un estoma húmedo y rojo o rosa. Este proceso puede tardar varias semanas.

Pronto te darás cuenta que, aunque puedes discernir cuándo tu colostomía va a pasar gas o heces, no puedes controlar el movimiento. Tu colostomía no tiene un esfínter o mecanismo de control como lo tiene tu ano. Por esta razón, utilizarás una bolsa sobre tu colostomía para juntar el desecho. Tu enfermera de ostomía o tu médico te ayudarán a escoger un sistema de bolsa adecuado para ti.

Características de la colostomía transversa

Cuando una colostomía se encuentra en la mitad derecha del colon, solamente se encuentra activa la porción corta del colon que lleva hacia la misma. La consistencia del desecho de una colostomía transversa varía de persona a persona y de tiempo a tiempo en el mismo individuo. Algunas pocas colostomías transversas desechan heces firmes en intervalos no frecuentes, pero la mayoría de ellas se mueven frecuentemente con heces blandas o sueltas. Las heces contienen algunas enzimas digestivas que son bastante irritantes para la piel.

Los intentos de controlar a una colostomía transversa con dietas restrictivas especiales, medicamentos, enemas o irrigaciones, generalmente no tienen éxito y por lo tanto, raramente se recomiendan. Por lo general, siempre se utiliza una bolsa sobre una colostomía transversa. Una bolsa vaciable, ligera y poco aparente almacena el desecho de la colostomía y protege a la piel del contacto con las heces.

Escogiendo el sistema de bolsa

Decidir lo mejor para ti es un asunto muy individual y personal. Sin embargo, al escoger tu sistema de bolsa, es mejor consultar a álguien que es un especialista en cuidados de ostomía. Entre estos, primero y principalmente, están las enfermeras de ostomía. Varios médicos y enfermeras tienen experiencia en esta área también. Esperamos que habrá álguien en el hospital que tenga experiencia y que te puede ayudar a iniciar con los materiales y las instrucciones.

Cierre de la colostomía transversa

Cuando es hecha la colostomía, puede o no haber un plan de cerrarla. No todas las colostomías transversas pueden o deben ser cerradas.

Si eres un candidato para el cierre, el cirujano puede decir que planea “quitarla” en algunas semanas o meses; por otro lado, puede no decir nada. Su plan y decisiones subsecuentes estan sujetas a varias consideraciones (e.g., la razón original de la colostomía, la habilidad del cuerpo para agüantar otra cirugía, tu salud desde la operación y los problemas que pueden haber ocurrido durante o después de la cirugía).

Colostomía ascendente

La colostomía ascendente se localiza en el lado derecho del abdomen. El desecho es muy líquido. Se utiliza una bolsa vaciable para colostomías de este tipo. Este tipo de colostomía raramente es usada, dado que una ileostomía es mejor estoma cuando el desecho es muy líquido. Cuando una colostomía se encuentra en la mitad derecha del colon, solamente permanece una porción corta del colon.

Las heces en la mitad derecha del colon son líquidas y contienen muchas enzimas digestivas. El desecho de una colostomía ascendente será generalmente suelto o semi-sólido. También puede ser irritante para la piel debido a la acción de las enzimas. Dado que la eliminación es más o menos constante y no predecible, la regularidad es imposible con tal colostomía. Es necesario cubrir la colostomía con una bolsa vaciable ligera. Esto protegerá la piel del contacto con las heces. El cuidado de una colostomía ascendente es similar a el cuidado de una colostomía transversa.

Colostomías sigmoideas o descendentes

Localizada al fin del colon descendente, la colostomía descendente se encuentra en el lado inferior izquierdo del abdomen. Generalmente, el desecho es firme y puede ser regulado.

Una colostomía sigmoidea, la cual es diferente de una colostomía descendente, se encuentra en el colon sigmoides, unos centímetros más abajo en el tubo digestivo. Debido a esto, puede producir desechos más sólidos y regulares. La colostomía sigmoidea es probablemente la más realizada de todas las colostomías.

Tanto las colostomías descendentes como las sigmoideas pueden tener aberturas de barríl único o de doble barríl. La de barríl único, o colostomía terminal, es el tipo más común. El estoma de la colostomía terminal se fija al ras de la piel o se dobla sobre si misma (como una media doblada hacia abajo).

Las heces de una colostomía descendente o sigmoidea son más firmes que las de una colostomía transversa, y no tienen el contenido enzimático cáustico. En esta localización, la eliminación puede llevarse a cabo regularmente en intervalos predecibles. La evacuación se llevará a cabo traz haberse acumulado una cantidad considerable de heces en el intestino por arriba de la colostomía. Puede pasar dos o tres días entre dichas evacuaciones. Puede haber derrame entre evacuaciones debido a que no hay ano para detener a las heces. Muchas personas utilizan una bolsa ligera desechable para prevenir el manchado accidental. En algunas personas puede formarse naturalmente un reflejo. En otras, será necesaria estimulación leve, como jugo, café, alimentos, un laxante o una irrigación.

Mientras que muchas colostomías descendentes o sigmoideas pueden manejarse para moverse regularmente, otras nó. Debes reconocer que el manejo satisfactorio, con o sin estimulación, ocurrirá únicamente en aquellas personas que tenían evacuaciones regulares ántes de que se enfermaran. Si las evacuaciones eran irregulares de antemano, puede ser bastante difícil, o imposible, tener funcionamiento regular y predecible de la colostomía. El colon espástico, colon irritable y algunos tipos de indigestión son padecimientos en los cuales el paciente tiene brotes

de constipacíon o evacuaciones sueltas. Una persona que ha tenido tal condición en el pasado, ántes de estar enfermo, puede no alcanzar la regularidad mejor con una colostomía que sin una.

Suele decirse que una persona debe tener una evacuación por día. En verdad, esto varía de persona a persona. Algunas personas tienen de dos a tres evacuaciones por día, y otras tienen una cada dos o tres días, o menos frecuentemente. Debes juzgar por lo que es común para ti, y no lo que es común para otros.

METODOS DE CUIDADO DE COLOSTOMIA

En el principio, las heces no se podrán predecir en consistencia o frecuencia. El médico y la enfermera de ostomía trabajarán contigo para establecer un método de juntar las heces para que no estés sorprendido o avergonzado. Existen varias maneras que esto se puede llevar a cabo. La elección dependerá del tipo de colostomía, el funcionamiento intestinal individual y la preferencia personal.

Cuidados de una colostomía transversa

En verdad, el cuidado de cualquier colostomía no es muy difícil con la práctica, los materiales adecuados y una actitud positiva. Debes tener en mente los siguientes puntos:

  • La colostomía desechará las heces sin importar lo que hagas, pero la consistencia de las heces es afectada hasta cierto punto por lo que comes.
  • Los gases y el olor son parte del proceso digestivo. Pueden ser más o menos controlados para que no estés avergonzado.
  • Vaciar la bolsa varias veces por día disminuye el riesgo de goteo y de masas por debajo de tu ropa.
  • Se debe cambiar la bolsa (i.e., colocar una nueva) ántes de que haya goteo, preferiblemente no más de una vez al día y no menos de una vez cada tres o cuatro días.
  • La irritación de la piel puede prevenirse al tener una bolsa de medidas adecuadas y al utilizar los materiales especiales diseñados para el cuidado de ostomías.

Evacuación natural de una colostomía descendente o sigmoidea

Es posible darle el mismo trato a una evacuación por colostomía que a una evacuación normal por el ano, es decir, dejar que ocurran naturalmente. No obstante, a diferencia de la abertura anal, la colostomía no tiene un esfínter que detenga el pasaje de una evacuación. Por lo cual debe utilizarse una bolsa para recibir cualquier material que se pase, aunque se espere o nó. Hay disponible una gran variedad de estas bolsas ligeras, poco aparentes. Se pegan al abdomen alrrededor de la colostomía y pueden usarse siempre, o cuando sea necesario.

Irrigaciónes (para colostomías descendentes o sigmoideas únicamente)

Irrigar para tener evacuaciones reguladas es decisión del individuo, pero debe ser ámpliamente discutido con su médico o enfermera de ostomía ántes de tomar tal decisión. El procedimiento de irrigación es enseñado con cierta variación, dependiendo de la experiencia del médico o enfermera de ostomía que lo estan enseñando.

Los materiales de ostomía consisten de un contenedor de irrigación de plástico con un tubo largo y un cono o punta para introducir agua dentro de la colostomía. Se utiliza un mango de irrigación para llevar los retornos de la irrigación hacia el excusado.

Puntos básicos de la irrigación

  • Escoge un tiempo durante el día cuando sabes que tendrás el baño para tí mismo.
  • Las irrigaciones pueden ser más satisfactorias si siguen una comida o una bebida tibia o caliente. También, considera irrigar aproximadamente en el mismo tiempo del día cuando evacuabas, ántes de tener la colostomía.
  • Coloca 1000 cc (un cuarto) de agua tibia (no caliente) en el contenedor de irrigación. Puedes ocupar un poco menos. JAMAS conectes el tubo directamente a la llave de agua.
  • Cuelga el contenedor a tal altura que su fondo estará al nivel de tu hombro, cuando estés sentado.
  • Sientate en el excusado o en una silla a su lado. Sientate derecho.
  • Conecta el mango de irrigación de plástico al cinto ajustable y coloca la parte inferior en el excusado.
  • Moja o lubrica la punta del cono con un lubricante quirúrgico soluble en agua.
  • Para remover las burbujas de aire del tubo, suelta la pinza del tubo y deja que escape una pequeña cantidad de agua dentro del mango. Pinza nuevamente el tubo, inserta el cono en la colostomía lo más lejos que pueda ir, pero no más alla de su punto más ancho. Otra vez, suelta la pinza del tubo y permite que el agua fluya hacia adentro.
  • El agua debe entrar lentamente. Puedes cerrar la pinza o apretar las paredes del tubo para disminuir o detener el flujo de agua. Tarda de tres a cinco minutos para meter 1000 cc. Mantén el cono en su lugar por 10 segundos adicionales.
  • La cantidad de agua que ocupes depende de tu propio cuerpo. No se recomiendan más de 1000 cc, y puedes ocupar menos.
  • No debes sentir dolores o nauseas mientras que entra el agua. Ambos de estos síntomas indican un flujo muy rápido, demasiada agua o agua demasiada fría. Una vez instilada el agua, un cólico del tipo de evacuación puede preceder el retorno del agua y las heces.
  • Retira el cono. Los retornos vendrán como chorros a lo largo de un periodo de 45 minutos. En cuanto haya venido la mayor porción, puedes unir la parte inferior del mango a la parte superior con un broche. Puedes moverte, bañarte o hacer lo que quieras para pasar el tiempo.
  • Con tiempo sabrás cuando todo el agua y la heces han sido expulsadas. La salida de gas puede indicar la terminación, o la apariencia tranquila del estoma puede ser la señal.
  • Si la irrigación completa siempre tarda más de una hora, consulta a tu médico o enfermera de ostomía.

 

 

 

 

 

Colostomía.org